Descarga de exámenes

 

El subrayado consiste en poner de relieve, mediante rayas, signos de realce o llamadas de atención, las ideas fundamentales de un tema que interesa conservar o resaltar.
El subrayado es inicialmente una técnica de análisis con la que resaltas y aíslas las ideas de cada párrafo, facilitando su estudio y manteniendo tu atención.
Resulta ser la técnica más simple y básica de la labor de síntesis. Es paso previo para cuando realices, posteriormente, resúmenes y esquemas.
 

Formas de subrayado

 
  • Lineal: Lo realizas trazando una raya debajo de las ideas principales, secundarias, explicativas, etc..., de cada párrafo.
  • Lateral: Sitúas una raya vertical a ambos lados de un párrafo entero o de varias líneas consecutivas del mismo, porque te interesa resaltar todo el conjunto.
  • Estructural: Vas anotando, en el margen izquierdo, la idea esencial que se desarrolla en el párrafo. Es como si pusieras un título a cada párrafo. Este subrayado estructural te servirá de “armazón” para el esquema.
  • De realce: Resulta de poner en el margen derecho, llamadas de atención, mediante signos, según tu código particular, como el que utilizas en los apuntes de clase o en la lectura de un libro.
 

Realización del subrayado

 
  • En primer lugar, debes realizar una lectura general inicial. Durante esta lectura no debes subrayar.
  • El subrayado debes realizarlo párrafo a párrafo, durante la segunda lectura, en la que analizas y estudias las ideas del tema.
  • Lo que hayas subrayado debe tener sentido por sí mismo, aunque no resulte gramaticalmente correcto.
  • Marca rayas finas y bien trazadas. Puedes utilizar colores: Rojo, para las ideas importantes; azul, para las secundarias. O si prefieres, puedes seguir un sistema más detallista.
 
 
Al comienzo, hasta que te habitúes a discriminar, por su importancia, las ideas de un texto escrito, te es muy conveniente ejercitarte con algunos de estos modos de subrayar.
 

Contenido del subrayado

 
La cantidad de materia a subrayar dependerá de:
  • Los objetivos que tengas al estudiar ese tema.
  • La importancia que tenga el tema y cómo esté redactado: forma literaria, vocabulario empleado, etc.
  • El conocimiento que tengas y el interés que te despierte la materia. Cuanto más conozcas el tema, menos tendrás que subrayar.
  • En todo caso, subraya sólo lo más esencial e imprescindible.
 
 
No te pongas a estudiar una lección para prenderla sin haber hecho el subrayado previamente, después de la lectura general inicial.
No intentes estudiar con el subrayado de otro.
No subrayes en libros de las bibliotecas o de tus amigos. Subraya sólo en los que sean exclusivamente de tu uso personal.
 

 

También te puede interesar:

Aprender a estudiar

Cómo conseguir un lugar de estudio adecuado

Averigua cuál es la postura correcta para estudiar

Cómo hacer un horario de estudio

Aprende a preparar las clases del día siguiente

Técnicas para leer mejor y más rápido

Realización de esquemas

Cómo hacer un buen resumen

Cómo hacer un cuadro sinóptico

Aprende con técnicas de estudio on-line