Descarga de exámenes

 

Para sacar el mayor provecho de tus clases y mejorar tu actitud y atención en ellas, debes:

 

Preparar tus lecciones:

  • Lleva leído el tema que se va a tratar. Intenta encuadrarlo dentro de tus conocimientos. Si te es posible, lee algo relacionado con el mismo que amplíe y aclare lo que ya conoces del tema o te puede interesar.
  • Dejar preparado, la noche anterior, todo el material que pienses llevar a clase al día siguiente.

 

Cómo preparar las clases
 

Participar activamente en el desarrollo de la clase:

  • Con una actitud positiva frente al profesor. Aleja todo prejuicio y no te dejes llevar por antipatías. Controla tus sentimientos.

 

  • Oyendo y comprendiendo. Esfuérzate por entender lo que se explica; a clase no sólo vas a oír, sino a atender para entender y comprender:
Capta la lógica del razonamiento del profesor.
Fíjate en las ideas que te expone, no en las palabras.
Compara y contrasta las ideas que él te dice con lo que tú ya sabes de la materia.
Juzga sus afirmaciones y distingue lo que son juicios personales de lo que son opiniones de autores reconocidos.
Capta la utilidad (próxima o lejana) que para ti tiene el tema explicado.

 

  • Tomando notas y apuntes de lo explicado. Toma las notas mientras el profesor explica, resumiendo lo que él va diciendo, y ordena lógicamente las ideas. Presta la máxima atención para poder oír, entender y sintetizar.

 

  • Preguntando. Pregunta lo que no entiendas. Aporta tus opiniones.

 

  • Manteniendo la atención. No es lo mismo oír que escuchar. Tienes que atender para entender. Oímos lo que nos interesa oír: no puedes atender bien (escuchar y oír) cuando estás distraído con otra cosa o no participas en su desarrollo. Para ayudarte a ser un oyente atento puedes tener en cuenta estas orientaciones:
 
Lleva las clases previamente preparadas, conociendo el tema, y formula preguntas durante su desarrollo. Te será más fácil mantener la atención si ya tienes una idea básica de lo que se está explicando.
 
Adopta una postura cómoda y adecuada que te permita atender sin esfuerzo ni dificultades.
 
Descubre las ideas fundamentales que expone el profesor. Procura diferenciarlas de las ideas secundarias, anecdóticas, etc.
 
Capta las diferentes partes de la exposición a lo largo de la explicación.
 
Estate atento para captar las “palabras – señales” que utiliza el profesor en sus explicaciones, como por ejemplo:
Señales comunes: “existen tres razones…”; “sobre todo…”.
Detalles importantes: “por otra parte…”; “sirva de ejemplo…”.
Conclusión o resumen: “por tanto…”; “como resultado…”.
Elevación de la voz: “recuérdese que…”; “lo importante es…”.
 
Aprovecha tu situación en el aula para escuchar activamente. Siéntate cerca del profesor y obsérvalo. Le oirás mejor y verás mejor la pizarra.
 
Sé puntual en llegar a clase para coger el hilo de la explicación desde el principio y centrar así tu atención.
 
Tu atención en clase estará influida por tu forma física, salud, alimentación, sueño, estado anímico, motivación, aspiraciones, etc., sobre todo por tu actitud… Cuantos más sentidos apliques a lo que haces, mayor y mejor será tu atención.
 
Como preparar una clase

Terminar la tarea de la clase:

 
La terminación de tus clases debe ser unos minutos más tarde que la del profesor. Durante esos breves minutos tú debes “rematar” la actividad desarrollada durante la clase: completando los apuntes que habías tomado con los de algún compañero; resolviendo las dudas o aclaraciones pendientes: recogiendo, ordenadamente, todo el material que estabas utilizando; en definitiva, procurando que las cosas no queden a medio terminar y en desorden.
 

 

También te puede interesar:

Aprender a estudiar

Cómo conseguir un lugar de estudio adecuado

Averigua cuál es la postura correcta para estudiar

Cómo hacer un horario de estudio

Técnicas para leer mejor y más rápido

Cómo subrayar de forma eficiente

Realización de esquemas

Cómo hacer un buen resumen

Cómo hacer un cuadro sinóptico

Aprende con técnicas de estudio on-line